Inicio » Medicina » Los tres métodos principales para el estudio de la anatomía

Los tres métodos principales para el estudio de la anatomía

Los tres métodos principales del estudio de la anatomia

¿Cómo se define anatomía humana?

La anatomía es la ciencia que estudia las formas y estructuras macroscópicas del cuerpo humano y su relación con los órganos. Para realizar tales observaciones no es necesario el uso de un microscopio. Generalmente, cuando decimos anatomía, nos referimos a la anatomía general o macroscópica.

El término de anatomía proviene de la palabra griega anatomé: que significa cortar a través, disección. Esto se debe a que el inicio de esta ciencia, se basó en la disección de cadáveres por personas interesadas en el estudio de las estructuras del organismo. Hoy en día, esta práctica en ocasiones es sustituida por estructuras anatómicas disecadas para propósitos educativos y tecnología informática.

¿Qué-es-la-Anatomía?
Imagen 1. La anatomía es la ciencia que estudia estructura o morfología del cuerpo humano. Foto: Tortora y Derrickson. Principios de anatomía y fisiología.

Algunas ramas de la anatomía son:

  • Anatomía radiográfica: estudio las estructuras del cuerpo humano mediante técnicas de imagen por Rayos X.
  • Anatomía patológica: estudia las anomalías estructurales del cuerpo humano tanto a nivel macroscópicas como microscópicas producto de enfermedades.

Por otro lado, tenemos tres ciencias que se relacionan con la anatomía, las cuales son:

  • Histología: ciencia que estudia los tejidos del organismo a nivel microscópico.
  • Fisiología: estudia el funcionamiento de los órganos del cuerpo humano, tanto macroscópica como microscópicamente.
  • Fisiopatología: es la encargada de estudiar el funcionamiento anormal de los órganos.

Así, para estudiar las estructuras del cuerpo humano, tenemos tres enfoques o métodos principales, los cuales son: la anatomía regional, la anatomía sistémica y la anatomía clínica o aplicada. Las mismas se describen a continuación:

Anatomía regional

Este método es conocido también como anatomía topográfica, aquí se divide el cuerpo en regiones. Así, se pueden estudiar las estructuras del cuerpo humano en función de sus partes o regiones principales, y examinando la relación entre los músculos, nervios y arterias. En este método también se describen estructuras por capas generalmente desde lo más superficial hacia lo más profundo.

El cuerpo se puede dividir en las siguientes regiones principales: cabeza, cuello, tronco, miembros superiores e inferiores. De esta manera, para estudiar por medio del método anatómico regional, nos debemos centrar en una determinada parte, ya que la misma estará subdividida en regiones o áreas.

Por ejemplo, si vamos a estudiar el miembro inferior, nos podríamos fijar en la subregión del muslo o la pierna para estudiar las disposiciones y la relación de los músculos, nervios y arterias.

Partes-y-regiones-del-cuerpo-humano
Imagen 2. Principales partes y regiones del cuerpo humano. Foto: Moore. Anatomía con orientación clínica.

Anatomía de superficie

Dentro del método regional también tenemos la anatomía de superficie. La cual es importante, porque mediante la palpación nos ayuda a obtener los conocimientos necesarios acerca de las estructuras y órganos que se hallan bajo la piel.

En la práctica clínica, la aplicación de la anatomía de superficie tiene una gran importancia. Es primordial tener conocimientos de anatomía de superficie para hacer una correcta exploración física. Ya que, si recordamos cuáles son las características superficiales de los órganos que se pueden percibir en la superficie de la piel, estaremos más orientados a la hora de realizar un diagnóstico.

De esta manera, la exploración física incluye una serie de técnicas para examinar el paciente, entre ellos están: la inspección, palpación, auscultación y percusión.

  • Inspección: se da a través de la vista.
  • Palpación: Se realiza mediante el tacto, generalmente para constatar si existe algún aumento de volumen, dolor o cambio de las características (consistencia, textura, bordes, sensibilidad) de algún órgano.
  • Auscultación: se realiza por medio del estetoscopio, con la finalidad de escuchar los sonidos producidos en el interior del cuerpo.
  • Percusión: se lleva a cabo por medio de pequeños golpes con la punta de los dedos, para generar resonancia en órganos o regiones corporales y así captar en lo posible algún ruido extraño.

La física médica en el estudio de la anatomía humana

En la actualidad también podemos estudiar la anatomía de estructuras que son más difíciles de llegar con una exploración física convencional y detectar patologías mediante la física médica. La gran importancia de la física médica radica en que, a través de la física y la medicina se puedan realizar técnicas de diagnóstico por imagen, como por ejemplo: radiografías, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, etc.

De igual manera, se pueden realizar tratamiento de enfermedades por métodos físicos-médicos, entre ellos están: radiaciones ionizantes y no ionizantes, láseres, ultrasonidos focalizados, radiología intervencionista, etc. Todo esto con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Si bien es cierto que, las nuevas tecnologías en el campo de la física médica e imagenología han traído grandes avances para visualizar el cuerpo humano con mucha precisión, el estudiar el cuerpo por secciones (disecciones hechas por un médico anatomista de manera detallada) ayudan en gran medida al aprendizaje de la anatomía.

Anatomía sistemática o descriptiva

La anatomía sistemática es el método anatómico que estudia los órganos no por regiones, sino por los sistemas a los cuales pertenecen. Cabe resaltar que ningún sistema trabaja aparte; cada uno se relaciona con otro. Por ejemplo, para poder movernos, necesitamos del sistema esquelético, articular y muscular, de hecho, para provocar tal acción el sistema nervioso debe generar los potenciales de acción (impulsos nerviosos), desde luego intervienen muchos más factores.

A continuación, se muestran los 11 sistemas que componen el cuerpo humano, cada sistema tiene cierta relación con otros sistemas, con el fin de trabajar en conjunto para preservar la salud, protegernos contra las enfermedades y permitir la reproducción de la especie humana.


Sistema-tegumetario. Métodos de estudio de la anatomia
El sistema tegumentario: está compuesto de la piel y sus apéndices como las uñas el pelo y las glándulas sudoríparas. Entre sus funciones están: proteger el cuerpo, ayudar a regular la temperatura corporal, detecta sensaciones como tacto, dolor, calor y frío.

Sistema-esqueletico. Anatomía sistemática
El sistema esquelético: está compuesto por los huesos y cartílagos. Su función principal es brindar soporte, protección y forma al cuerpo humano. Sobre este actúa el sistema muscular para producir la locomoción.


Sistema-articular.  Anatomía sistemática
El sistema articular: está compuesto de las articulaciones y los ligamentos. Su función principal es conectar a los huesos para producir movimiento.

Sistema-musculatorio. Anatomía sistemática
El sistema muscular: está compuesto por los músculos esqueléticos (músculos insertados en huesos para crear movimiento), músculos lisos y músculo cardiaco (para impulsar, expulsar o controlar el flujo de líquidos y sustancias contenidas.)


Sistema-nervioso. Anatomía sistemática
El sistema nervioso: se compone del sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) y el sistema nervioso periférico (nervios, ganglios). Su función se basa en controlar las funciones del organismo y generar impulsos nerviosos para interpretar cambios en el medio interno y externo.


Sistema-circulatorio-y-linfatico. Anatomía sistemática
El sistema circulatorio: este sistema se divide en los sistemas cardiovascular y linfático.  Ambos funcionan para controlar y transportar los líquidos a través del cuerpo humano.
Sistema cardiovascular: lo estudia la cardiología. Se compone del corazón y los vasos sanguíneos que impulsan y transportan la sangre por el organismo.
Sistema linfático: se compone de una red estructural de vasos linfáticos que controlan la linfa y los órganos linfáticos como el bazo y los ganglios linfáticos.

Sistema-digestivo. Anatomía sistemática
El sistema alimentario o digestivo: formado por el conjunto de órganos del tubo digestivo (la boca, la faringe, el esófago, estómago, intestino delgado y el colon) y órganos accesorios como, glándulas salivales, hígado, vesícula biliar y páncreas.

Sistema endocrino. Anatomía sistemática
Sistema endocrino: está compuesto por las glándulas productoras de hormonas que regulan las funciones del cuerpo, como el metabolismo, el ciclo menstrual, el embarazo, etc.

Sistema-respiratorio. Anatomía sistemática
El sistema respiratorio: se compone de los pulmones y vías respiratorias (faringe, laringe, tráquea y bronquios). La función principal es aportar oxígeno a la sangre y eliminar el dióxido de carbono.

Sistema-respiratorio. Anatomía sistemática
El sistema urinario: compuesto por los riñones, los uréteres, la vejiga y uretra. Su objetivo es filtrar la sangre, producir, transportar, almacenar y eliminar desechos líquidos (orina).

Sistema-reproductor.
El sistema reproductor: se compone de las gónadas (ovarios en mujeres y testículos en hombres). También hay otros órganos, en la mujer: trompa de Falopio, útero, glándulas mamarias; en el hombre: epidídimo, conducto deferente, vesícula seminal, próstata y pene.

Anatomía clínica

Esta parte de la anatomía nos indica los datos y conocimientos necesarios sobre las funciones y características de las estructuras del cuerpo humano para llevar a cabo la práctica médica. De esta forma, teniendo en cuenta los conocimientos provenientes de la anatomía regional y sistemática, se emplearán para diagnosticar enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Por lo general en el método de la anatomía regional o sistemática se estudia conociendo las características morfológicas y funcionales de los órganos y estructuras corporales; en la anatomía clínica, buscamos saber cuál es el órgano que está siendo afectado por una enfermedad y cuáles son las consecuencias si deja de funcionar, para así, en la medida, indicar un tratamiento. Así, como los ingenieros o físicos resuelven problemas matemáticos, los médicos resolvemos problemas de salud, de ahí lo apasionante de la medicina.

Relación con los casos clínicos

Los casos clínicos son los problemas que se deben resolver, el médico irá adquiriendo las habilidades y destrezas, interactuando en el día a día con los pacientes, instruyéndose, observando y aprendiendo de los colegas más experimentados; la práctica debe ser constante. Como ejemplo de un caso clínico acerca de la Queratitis por acanthamoeba. El mismo presenta un esquema estructurado de como se debe ir resolviendo un problema de salud que padece un paciente.


Video de apoyo

Este video muestra un recorrido fascinante a los principales conceptos que se verán en el estudio de la anatomía humana.

Libros

Un libro que ayuda mucho y que recomendamos adquirir para empezar a estudiar anatomía es Anatomía con orientación clínica de Moore.

Es altamente recomendado por los profesores de la cátedra de anatomía humana y muy bienvenido por los estudiantes. De igual manera, otro libro que debes tener tanto físico como digitalmente, es Principios de anatomía y fisiología de Tortora y Derrickson.

Anatomia-de-Moore 1

Tiene un lenguaje sencillo con el que aprenderás mucho mejor y con un gran enfoque clínico, el cual te ayudará a llevar a la práctica médica robustos conocimientos anatómicos.

Prinicpios-de-anatomia-y-fisiologia-de-Tortora

Una obra muy importante y recomendado por los profesores; está estrechamente relacionado con la fisiología, centrándose en la homeostasis del cuerpo humano.

Para concluir, esperamos que haya sido útil esta introducción sobre la anatomía y sus tres métodos de estudios anatómicos. Es importante para todo estudiante que esté iniciando una carrera en el ámbito de la salud y sobre todo para el futuro médico que tendrá que poner en práctica todo estos conocimientos. Quédate atento a los próximos artículos relacionados con esta hermosa ciencia del cuerpo humano.  


Bibliografía

Moore, K., Dalley, A., y Agur, A. (2017). Anatomía con orientación clínica. Wolters Kluwer

Tortora, G., y Derrickson, B. (2013). Principios de anatomía y fisiología. Editorial médica panamericana.