Inicio » Medicina » Top 5: Las enfermedades infecciosas más letales

Top 5: Las enfermedades infecciosas más letales

Top 5 Las enfermedades infecciosas más letales

En esta oportunidad les presentamos nuestro top 5: las enfermedades infecciosas más letales, en las cuales incluimos por categorías, al virus, la bacteria, el hongo, el prion y el parásito más letal.

En primer lugar, aclaremos términos, aunque parecidos, letalidad y mortalidad no son sinónimos. ¿Cuál es la diferencia?

Se define como letalidad, al “Índice que se utiliza para referirse al número de muertes producidas por una determinada enfermedad, en relación con el número de individuos afectos con dicha enfermedad” es decir, que se refiere al porcentaje de las personas que mueren con respecto al total de personas enfermas por una patología específica.

Mientras que la mortalidad se refiere al “Índice que establece una relación entre el número de defunciones y la cifra de la población total donde se producen, durante un periodo de tiempo determinado” es decir, la mortalidad toma como referencia a la totalidad de la población, mientras que la letalidad a las personas que son afectadas por determinada enfermedad.

De tal manera que a lo largo de este artículo utilizaremos como índice la letalidad y no la mortalidad. Ahora si, aclarados esos términos comenzaremos con el top de las enfermedades infecciosas más letales.

El más letal de los virus

Agente causal: Virus de Marburgo.

Letalidad: ronda el 80% de los infectados.

Enfermedad: Fiebre hemorrágica de Marburgo.

Transmisión: por medio de contacto con los fluidos corporales (sangre, orina, heces, semen, saliva, leche materna, sudor) de la persona infectada, de igual manera, contacto con murciélagos de la fruta infectados (reservorio animal).

Manifestaciones clínicas: el periodo de incubación es de 8 días aproximadamente. La enfermedad se manifiesta con fiebre, cefalea, dolor en el pecho, dolores musculares y articulares. Posteriormente aparecen las manifestaciones gastrointestinales (vómitos, diarrea, dolor abdominal).

Finalmente evoluciona a hemorragias espontáneas a través de ojos, nariz, boca, recto y sitios de venopunción, asociados a afectación neurológica (desorientación, convulsiones, coma) que progresan a shock y fallo multiorgánico. 

Tratamiento: no hay un medicamento antiviral disponible, el tratamiento es de soporte.

Enfermedades infecciosas más letales. Marburg virus.
Imagen 1. Virus Marburgo, aumento aprox. 100,000x
Fuente: CDC/ Dr. Erskine Palmer, Russell Regnery, Ph.D.

Leer también: Los virus y su clasificación


La más letal de las bacterias

Agente causal: Yersinia Pestis. La misma es la causante de la peste negra que trajo como resultado, la devastadora pandemia que azotó a Europa en el siglo XIV causando alrededor de 25 millones de muertes.

Letalidad: Forma bubónica 60%. Forma pulmonar: ronda el 100% a las 48 horas de la manifestación de los síntomas.

Enfermedad: La peste.

Transmisión: picadura de la pulga Xenopsylla cheopis infectada. El reservorio animal roedores silvestres, los conejos y las liebres, los carnívoros silvestres y los gatos domésticos. También, puede propagarse de persona a persona a través del aire.

Manifestaciones clínicas: puede manifestarse de tres formas diferentes en el ser humano, la peste bubónica, la pulmonar y la septicémica. Sin embargo, la más letal de todas ellas es la forma pulmonar.

Esta forma clínica tiene un período de incubación de 2-3 días, comienza con la aparición brusca de fiebre alta, escalofríos, taquicardia y cefalea intensa. La tos aparece en 24 horas, inicialmente la expectoración es mucosa, pero rápidamente comienza a presentar pequeñas manchas de sangre, y posteriormente se torna rosado o rojo brillante (de un color semejante al jarabe de frambuesa) y espumoso. Suelen observarse taquipnea y disnea

Tratamiento: el tratamiento antibiótico es efectivo. El antibiótico de elección es la estreptomicina, pudiendo utilizar como alternativa la doxiciclina.

Enfermedades infecciosas más letales. Yersinia pestis.
Imagen 2. Yersinia pestis.
Fuente:Rocky Mountain Laboratories, NIAID, NIH. 

El más letal de los hongos

Agente causal: Rhizomucor pusillus

Letalidad: ronda el 58-100% en la forma diseminada de la enfermedad.

Enfermedad: Mucormicosis diseminada o sistémica.

Transmisión: generalmente ocurre tras traumatismos donde haya inoculación del hongo. Las formas diseminadas de la enfermedad se presentan generalmente en pacientes inmunocomprometidos, aunque se han descrito pocos casos en pacientes sin factores de riesgo.

Manifestaciones clínicas: se disemina rápidamente por el torrente sanguíneo provocando necrosis difusas no supurantes y gran destrucción de los tejidos. La enfermedad comienza a presentarse con intenso edema generalizado y posteriormente con lesiones hemorrágicas y/o ulcerativas en la piel.

Tratamiento: basado en los fármacos antifúngicos junto a la cirugía del foco infeccioso y al control de los factores predisponentes.

El más letal de los priones

Agente causal: Prion (PrP).

Letalidad: la mayoría de los pacientes fallece al tercer mes de que se manifieste la enfermedad. Aunque, suele tener un periodo de incubación prolongado.

Enfermedad: Kuru.

Transmisión: canibalismo. Esta es una enfermedad muy rara, propia de Papúa Guinea, de hecho, en esta región se practicaba el canibalismo ritual. Por lo tanto, la enfermedad se adquiere al consumir carne humana que contenga el prion.

Manifestaciones clínicas: los síntomas del kuru comienzan con temblores (que se asemejan a escalofríos) y ataxia. Los trastornos del movimiento como coreoatetosis, fasciculaciones y mioclonías se desarrollan más tarde, seguidos por demencia.

Tratamiento: no existe tratamiento.

Imagen 3. Representación de un prion.
Fuente: Lopez-Garcia, F., Zahn, R., Riek, R., Wuthrich, K. & RCSB.

De interés: Un desafío diagnóstico: la dirofilariasis en humanos


El más letal de los parásitos

Agente causal: La Ameba Naegleria Fowleri, también llamada coloquialmente “Ameba come cerebros”.

Letalidad: 97%.

Enfermedad: Meningoencefalitis amebiana primaria (MAP).

Transmisión: causa infección en las personas cuando el agua con la ameba entra al cuerpo a través de la nariz. Esto generalmente ocurre cuando las personas van a nadar o a bucear en lugares de agua dulce templada, como lagos y ríos. 

Manifestaciones clínicas:  los primeros síntomas de la MAP aparecen en unos 5 días (entre 1 a 7 días) después de contraer la infección y pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos. Así, los síntomas posteriores pueden incluir rigidez en el cuello, confusión, falta de atención a los demás y al entorno, pérdida del equilibrio, convulsiones y alucinaciones. Después de la aparición de los síntomas, la enfermedad evoluciona rápidamente y suele causar la muerte en unos 5 dias (entre 1 a 12 días).

Tratamiento: todavía no se encuentra tratamiento definitivo, sin embargo, 2 personas con infección por Naegleria sobrevivieron luego de haber sido tratadas con un nuevo medicamento llamado miltefosina que fue administrado en combinación con otros fármacos y el tratamiento intensivo de la inflamación cerebral.

Imagen 4. Naegleria Fowleri en sus diferentes etapas.
Fuente: CDC.

Bibliografía

Baush D. (Diciembre 2012) Portal de enfermedades raras: fiebre hemorrágica de Marburg. Recuperado de: https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/OC_Exp.php?lng=ES&Expert=99826

Gambetti P. Manual msd: versión para profesionales. Recuperado de: https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-neurol%C3%B3gicos/enfermedades-producidas-por-priones/kuru

Centros para el control y la prevención de enfermedades CDC (Abril, 2019) Naegleria Hoja informativa. Recuperado de: https://www.cdc.gov/parasites/naegleria/esp/general-information.html

Pozo J., Pontes M., Salido C., Robles J y Linares M. (Abril-junio 2015). Mucormicosis diseminadas en pacientes sin inmunodeficiencias: una enfermedad que también existe. Elsevier, vol 32(2), pag 63-70. Recuperado de: https://www.elsevier.es/es-revista-revista-iberoamericana-micologia-290-articulo-mucormicosis-diseminadas-pacientes-sin-inmunodeficiencias-S1130140614000631


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia del usuario en nuestra página. Si sigues navegando estás aceptando su uso. ​Más información: Políticas de cookies.