Inicio » Medicina » Intoxicación alcohólica: ¿Qué sucede cuando te pasas de copas?

Intoxicación alcohólica: ¿Qué sucede cuando te pasas de copas?

Intoxicacion-alcoholica. Que-sucede-cuando-te-pasas-de-copas

En esta oportunidad hablaremos de la droga más antigua que se conoce: el alcohol y los mecanismos por medio de los cuales nos intoxicamos. Veremos que, aunque pasarse de copas suele suceder con frecuencia, la intoxicación alcohólica puede llegar a ser mortal.

En primer lugar, es importante aclarar que el etanol es el alcohol que se utiliza en la mayoría de las bebidas alcohólicas comerciales, por eso hablamos de «intoxicación etílica» sin embargo hay otros tipos de alcoholes que pueden causar intoxicaciones incluso más graves como el metanol, el alcohol isopropílico y el etilenglicol.

Epidemiología

Es importante acotar que, el consumo excesivo de alcohol se ha relacionado con alteraciones mentales y del comportamiento a largo plazo, enfermedades, aumento del riesgo de accidentes e incluso la muerte, siendo responsable del 5,9% de las defunciones a nivel mundial.  En este sentido, se considera que los hombres que consumen más de 4 bebidas en un día (o más de 14 a la semana), y las mujeres que consumen más de 3 al día (o más de 7 a la semana), tienen un mayor riesgo de tener una intoxicación alcohólica y desarrollar problemas relacionados.

Epidemiología. Intoxicación etílica

Fisiopatología

La cantidad de alcohol ingerida se puede calcular mediante la siguiente fórmula:

  • Gramos de alcohol= graduación x volumen x 0.8 /100

Por ejemplo, la cantidad de alcohol ingerida en una cerveza de una graduación alcohólica de 4.5 y que tiene un volumen de 295 ml por lata será:

  • 4.5 x 295 x 0.8 / 100 = 10.6 gr de alcohol

Una vez ingerido el etanol es absorbido por la mucosa gástrica en un 30% y luego por el intestino delgado proximal en un 70%. Cuando tenemos el estómago vacío la absorción del alcohol es más rápida, debido a que hay mayor superficie disponible. La velocidad de absorción también depende del tiempo de vaciado gástrico, por eso las bebidas de graduación moderada se absorben con mayor rapidez que las de alta graduación, debido a que estás últimas enlentecen el vaciado gástrico.

Metabolismo simplificado del alcohol. Intoxicación alcohólica
Metabolismo simplificado del alcohol.

Una vez absorbido el etanol es metabolizado en el hígado a acetaldehído por la enzima alcoholato deshidrogenasa, siendo esta sustancia responsable de los desagradables síntomas de la resaca, y de allí es transformado en su producto final: el acetato, por una importante enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa, para posteriormente ser excretado a través de la orina.

Un dato curioso es que las personas de descendencia asiática tienden a tener una cantidad relativamente menor de esta enzima, por lo cual los síntomas de la intoxicación alcohólica o resaca son más pronunciados.

Las mujeres se intoxican en mayor grado

Las mujeres se intoxican en mayor grado que los hombres al tomar la misma cantidad de alcohol y esto es debido a que ellas también tienen una menor proporción de esta enzima y que al poseer una superficie corporal menor el etanol se distribuye con mayor rapidez.

Por otro lado, la velocidad de metabolización del alcohol es de 0,15-0,25gr/L/h aproximadamente, lo que quiere decir que una persona con una alcoholemia de 1gr/L (esto es aproximadamente de 3-4 cervezas para un hombre de 75kg), necesitará 6 horas para desintoxicarse.

Entre un 2-10% del etanol es excretado sin metabolizar a través del sudor y la respiración lo que nos permite determinar indirectamente la alcoholemia a través del alcoholímetro que utiliza normalmente la policía.

Así mismo, durante la metabolización del alcohol hay una producción importante de un metabolito intermedio: El NADH+ que disminuye el pH sanguíneo y favorece la formación de cuerpos cetónicos, siendo responsable de la acidosis metabólica y la hipoglucemia que puede presentarse en la intoxicación etílica.

En cuanto a sus efectos, el alcohol actúa en el sistema nervioso central en dos fases. La primera la fase es estimulante, breve, ocurre a consecuencia de la liberación de dopamina, serotonina, noradrenalina, entre otras; qué son las sustancias responsables de la sensación agradable de euforia y desinhibición. La segunda fase, es la depresora que ocurre principalmente por la liberación de GABA un neurotransmisor que actúa como potente depresor del sistema nervioso.

Estos efectos son dosis dependientes, es decir el alcohol es estimulante a pequeñas dosis y depresor a grandes dosis.

Clínica

Según el grado de alcohol en la sangre los síntomas serán los siguientes:

  • 20-30 mg/dl: se afecta el control fino, el tiempo de reacción y hay deterioro de la facultad crítica y del estado de humor.
  • 50-100 mg/dl: hay deterioro leve o moderado de las funciones cognitivas, dificultad para grandes habilidades motoras.
  • 150-200 mg/dl: el 50% de las personas pueden estar muy intoxicadas con ataxia (deterioro en el equilibrio y la coordinación), y disartria (dificultad para articular las palabras), grave deterioro mental y físico, euforia, combatividad.
  • 200-300 mg/dl: aparecen las náuseas, vómitos, visión borrosa o doble, alteraciones del estado mental.
  • 300 mg/dl: generalmente produce coma, además hipotensión e hipotermia en personas que no beben habitualmente.
  • 400-900 mg/dl: rango letal, independientemente de que sea o no un alcohólico crónico.

Por otro lado, entre las complicaciones orgánicas más graves que pueden ocurrir por una intoxicación alcohólica o etílica encontramos: la aspiración de contenido gástrico hacia los pulmones, crisis convulsivas y la hipotermia. Se ha descrito también un aumento del riesgo de ECV (enfermedad cerebrovascular), en mayores de 50 años.

Síntomas según el grado de alcohol en la sangre. Clínica. Intoxicación alcóholica

Tratamiento

En primer lugar, el tratamiento de las intoxicaciones etílicas moderadas incluye la administración de tiamina (vitamina B1) para prevenir el síndrome de Wernicke seguido de la administración de solución glucosada para prevenir la hipoglucemia.

En las intoxicaciones graves con riesgo de coma etílico además de lo anterior, el primer objetivo es estabilizar los signos vitales, evitando la hipotermia y en algunos casos puede ser necesario intubación, ingreso a UCI e incluso hemodiálisis. También, para al tratamiento de la resaca es recomendable mantener una buena hidratación y tratamiento sintomático con analgésicos.

En conclusión, aunque el alcohol es uno de los principales acompañantes en reuniones con familiares y amigos, puede tener serias consecuencias si no se consume con moderación. Así que alentamos a su consumo de manera responsable, así estarás cuidando de tu salud y de las personas que te rodean.

Tratamiento para la intoxicación por alcohol.

Bibliografía

1. Mora, M. T.  Intoxicación etílica, Medicina legal de Costa Rica. Vol (33)

2. Núñez A, M y Cols. (18 de septiembre 2017) Intoxicación etílica, síntomas y tratamiento. Revista médica electrónica portales médicos.

3. Evora S, S. (26 de septiembre del 2017) Alcohol y fisiología humana. Elsevier.

4. Consejo de Salubridad general de México. Diagnóstico y tratamiento de la intoxicación aguda por alcohol etílico en el adulto en el segundo y tercer nivel de atención. Guía de práctica clínica.

5. Izquierdo, M. (2002) intoxicación alcohólica aguda. Revista adicciones. Vol 14, supl. 1

6. Alfageme M. I y Cols, intoxicación por drogas de abuso. Principios de urgencias y emergencias en cuidados críticos. Cap 10


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la experiencia del usuario en nuestra página. Si sigues navegando estás aceptando su uso. ​Más información: Políticas de cookies.